Ragamuffin

Por Planeta Mascota

Esponjoso como para comérselo

publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 55

A inicios de los años ochenta, un grupo de criadores de ragdolls se separó de los criadores tradicionales para ampliar la variedad genética mezclandolos con otras razas y así cambiar el tipo del ragdoll. De estas cruzas de ragdoll con persa y gatos domésticos se obtuvo el ragamuffin, un gato de menor tamaño, de aspecto fuerte y sólido y una cabeza con contornos más redondeados.

Esta es una raza de gatos de pelo semilargo muy poco conocida en Sudamérica y que generalmente se confunde con los ragdolls, como ya mencionamos, por similitudes físicas derivadas de un origen común.

Mirada que encanta

Comencemos con los aspectos que tienen en común ambas razas: son gatos bastante robustos, fuertes y grandes. Sorprende que al cargarlos son más pesados que lo que aparentan. Una característica genética importante de ragdoll y ragamuffin es que son gatos point. Esto quiere decir que las marcas de colores en su cuerpo no son al azar, sino que están ubicadas siempre en los mismos lugares de su cuerpo porque corresponden a un patrón determinado por los genes.

Esta misma secuencia de genes que pinta el cuerpo va a la par con sus ojos de color azul intenso. Son de pelo muy fino como pelusa; este es corto en patas y cabeza y muy largo y abundante en la cola y la pechera.

Los ragamuffins son de desarrollo lento, su tamaño final lo alcanza a los tres años, así como su color definitivo que se establece pasados los dos. Esto no quiere decir que antes sea impredecible su color, nos referimos a que los tonos finales pueden resultar algo más oscuros o más claros que en su juventud. A diferencia de los ragdolls, el ragamuffin presenta más variedad de colores tales como silver, smoke y rayas tabby.

Si estás pensando en tener uno, recuerda cepillarlo con frecuencia para cuidar su pelaje. Estos son gatos con una personalidad gentil, tranquila y muy amistosa. Disfruta de su belleza y compañía…

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario