Caracal

Por Planeta Mascota

Un felino apasionante…

publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 54

El caracal técnicamente no es un gato, es un pariente perteneciente a la familia de los felinos que ha sido incorporado a programas de cría y hoy forma parte de la vida de muchas familias como mascota.

Originalmente el caracal vive en sabanas y zonas semidesérticas de África y parte de Asia. Prefiere zonas de escasa vegetación, con matorrales y poco boscosa.

Un felino que seduce

Este es un felino mediano de aspecto robusto que mide entre 60 a 90 cm de largo (sin incluir la cola) y de alto entre 75 a 105 cm, llega a pesar cerca de 25 kg, mientras que las hembras son notoriamente más pequeñas que los machos.

El caracal se caracteriza por sus orejas puntiagudas adornadas por penachos negros. Su color de piel es rojizo para mimetizarse con el paisaje desértico y no presenta rayas en su manto. Su cola es relativamente corta, lo que indica que al correr no alcanza grandes velocidades. Solo su cara muestra líneas de color negro delineando sus ojos y nariz.

No tienen una época de reproducción, es decir, se pueden aparear en cualquier momento y tienen entre 1 y 6 cachorros con un promedio de sobrevivencia de 3 crías. El periodo de gestación oscila entre 60 a 70 días.

 Ni se siente

Como buen felino cazador, el caracal no maúlla ni ruge, y los ruidos que hace son más parecidos a un trino que a un felino.

Como todo felino su dieta es estrictamente carnívora, alimentándose de pequeños animales que debe cazar. Es un animal crepuscular, es decir, duerme en el día y al atardecer despierta para cazar de noche, ayudándose de su notable sentido de oído.

Afortunadamente, el caracal no está en peligro de extinción, aunque la desaparición de su hábitat lo haga acercarse cada vez más a las granjas, donde lamentablemente suelen matarlos para que no se coman las aves.

En el mundo hay pocos criaderos de caracal. Por esta razón para adquirir un cachorro se necesita contar con varios miles de dólares. Y para mantenerlo también, porque solo se alimenta de carne. Sin duda, un felino apasionante.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario