Bombay

Por Planeta Mascota

Una pequeña pantera en casa

publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 36

Una raza hecha por el hombre. Al leer esta frase, uno se imagina una serie de experimentos de laboratorio o algo parecido a un Frankestein gatuno, pero nada de eso. Para crear una raza, los criadores escogen una pareja de gatos saludables y van eligiendo entre sus hijos a los que mejor muestran las características que quieren preservar y los van cruzando con otros ejemplares para que aporten otras características en sus genes. El Bombay es el resultado de todo esto.

Cabe señalar que consolidar una nueva raza es un proceso que toma alrededor de 30 años, a fin de asegurar una cantidad de individuos suficiente para disponer de diversidad genética.

Volviendo al Bombay, esta raza fue desarrollada en los años cincuenta, en Kentucky, EE. UU., por Nikki Horner. Su meta, conseguir una pequeña pantera negra para tener en casa. Y lo intentó con razas como el burmes y el american short hair sin suerte; entonces fue incorporando gatos mestizos hasta que finalmente obtuvo las características deseadas: un gato pequeño de musculatura fuerte, de pelaje completamente negro y lustroso pegado al cuerpo: el Bombay.

Este es un gato de tamaño mediano, robusto, de huesos fuertes y gran desarrollo muscular que lo hace sorprendentemente pesado para el tamaño que tiene. Su apariencia debe recordar a una pequeña pantera, por tanto no hay nada de delicado en él. Su cabeza es redondeada con orejas medianas y separadas. No tiene ningún rasgo extremo, todo es balanceado sin exageraciones.

Su pelaje perfectamente negro y satinado contrasta con los ojos que deben ser de color cobre o dorado. La textura de su piel debe ser muy suave al tacto y muy brillosa a la vista. Esta raza fue reconocida por la FCA en 1976 y poco tiempo después por las demás asociaciones de gatos.

Los Bombay tienen una linda personalidad. Son relajados, amistosos, inteligentes y muy compañeros de sus humanos. Gustan de estar en familia, adoran las caricias y juegos de interacción. No son muy vocalizadores. Y son ideales para departamentos pequeños o personas mayores que gustan de la tranquilidad.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario