Abisinio

Por Planeta Mascota

Inteligencia, estilo y belleza salvaje

El abisinio, debido a su belleza distintivamente felina, se puede comparar con un puma en miniatura; es un gato especialmente efervescente, vivaz, impetuoso e independiente, pero capaz de dar mucho cariño y mucha dulzura. Su amo ideal debe adaptarse a su vivacidad y deseo de ternura: debe prestarle mucha atención, mimarlo, pero sobre todo no debe cansarse nunca de dejarlo jugar.

publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 29

El gato abisinio es una de las razas más antiguas y con menos intervención humana, por lo que se le considera una raza natural que no admite cruces con otras razas.

Las representaciones en papiros y pirámides del antiguo Egipto nos recuerdan al actual gato abisinio, que por su apariencia supone un parentesco con el gato montés africano. Hay antecedentes también que soldados que estuvieron en la actual Etiopía (antes Abisinia), allá por el año 1800, regresaron a Inglaterra con algunos ejemplares, aunque la raza no fue reconocida, sino hasta el año 1938.

En la actualidad, el abisinio es una raza muy popular en EUA e Inglaterra, mas no en esta lado del continente.

Un gato de estilo

El abisinio es un gato mediano, de líneas estilizadas, liviano pero musculoso, de patas largas y finas y pies pequeños. Su cuello largo sostiene una cabeza elegante de grandes orejas puntiagudas bien separadas.

Una de sus características más apreciadas son sus ojos almendrados, separados y delineados; lo que le da a su mirada una expresión brillante y astuta, como la de un zorrito.

El pelaje de los abisinios es corto y tiene colores que son propios de la raza, los que asemejan animales salvajes. Su pelo fino es muy suave al tacto. Es Tabby, es decir, cada pelito tiene pequeñas franjas de distintos tonos que van de claro a oscuro hacia las puntas, y posee además un ticking, lo que significa que cada pelito tiene un facetado que refleja la luz otorgando un brillo extremo. Los abisinios tienen también una M suavemente dibujada en la frente y una franja más oscura que recorre todo el lomo hasta terminar en la punta de la cola con un color muy oscuro. Lo mejor es que solo basta un cepillado semanal para eliminar de su cuerpo los pelos sueltos.

Un gato con personalidad

Los abisinios son curiosos e inquisitivos, adoran trepar y derrochar energía y agilidad con saltos y piruetas increíbles. De voz suave, logran comunicarse claramente con sus dueños vocalizando variados prrrs para dialogar con las personas y otros gatos del hogar, así también logran captar el estado emocional de las personas.

El abisinio es un animal alegre, particularmente inteligente y astuto, ágil, rápido y siempre en movimiento como un verdadero deportista. Siempre está atento, alerta e interesado en todo lo que se mueve: son precisamente estas características las que lo hacen dinámico e incansable. A pesar de ser un gato muy independiente, es sensible y necesita mucho cariño. Esta necesidad se manifiesta de manera muy acentuada y continua, tanto como para ser insistente. Le encanta que la acaricien y la levanten.

¡Ser acariciado parece ser una necesidad para él!

Al principio tiende a sospechar, pero si lo tratan con respeto y serenidad muestra su buen temperamento, generalmente tiende a apegarse a una sola persona y no parece gustarle la presencia de extraños. El abisinio utiliza su maullido, de manera expresiva e insistente, para comunicar sus necesidades y su estado de ánimo, emite diferentes sonidos según las distintas situaciones, a pesar de su insistencia, los maullidos nunca son desagradables y penetrantes porque tienen un tono suave y un sonido casi musical. Es un gato atrevido que no pasa desapercibido y ciertamente no se puede decir que sea complaciente, hay que entenderlo más que otros gatos. Uno de los medios más eficaces para ganar su reconocimiento es el juego. En el juego considera al hombre como un compañero suyo, olvidándose de las grandes diferencias que los caracterizan. Al contrario de lo que normalmente se piensa de los gatos, el abisinio tiene una buena confianza en el agua y en ocasiones demuestra ser un buen nadador. Al respecto, es recomendable bañar regularmente a los machos porque tienden a tener el pelo graso.

Muy inteligentes, algunos dueños dicen que logran aprender trucos como traer objetos o juegos bajo reglas simples.
Si planea tener un abisinio, extreme las normas de seguridad en casa porque su curiosidad e inquietud los hace candidatos perfectos para accidentes o caídas.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario