¿Accidentes, emergencias?? Sepa cómo atender a su mascota

Por Planeta Mascota

 Por Dra. Silvana Jordán Padilla CMVP 5489 Tara Vet. Consultorio Veterinario

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 27

Un viejo refrán dice “más vale prevenir que lamentar”. Y sin duda, muchos accidentes podrían evitarse tomando las debidas precauciones.

Sepa cómo actuar en situaciones de emergencia

Heridas

Los accidentes de tránsito, las peleas y los golpes inesperados son la causa más frecuente de heridas sangrantes. De ser el caso, lave y vende las heridas. El vendaje impedirá la pérdida de sangre; si esta sale a borbotones presione con firmeza constante sobre la herida hasta llegar al veterinario.

Quemaduras

Las quemaduras de primer grado son quemaduras superficiales que sanan en menos de 1 semana. Estas causan enrojecimiento de la piel, sensación de hinchazón y ardor; pueden tratarse usando compresas frías en el área afectada, pero no hielo. Por lo general, no requieren atención profesional.

Las quemaduras de segundo grado causan ampollas, son más profundas y más dolorosas que las quemaduras de primer grado. Estas pueden tomar alrededor de 3 semanas en sanar.

Las quemaduras de tercer grado son las más profundas y fatales. Aquí, la mayor parte de la piel se quema y la quemadura se profundiza. El pelo se desprende fácilmente. Dado que estas quemaduras destruyen las terminaciones nerviosas, no son realmente dolorosas. Estas quemaduras necesitan atención profesional.

Las quemaduras químicas debidas al contacto con sustancias alcalinas o ácidas deben limpiarse inmediatamente con abundante agua.

Cuando lave a su mascota, use guantes plásticos y un jabón suave y agua para remover cualquier químico u objeto extraño del cuerpo. Seque dando golpecitos suaves con una toalla, no frote. Si hay señales de enrojecimiento o ampollas, acuda al veterinario por asistencia.

Electrocución

Si la mascota sufre una descarga eléctrica, no la toque directamente porque también recibirá la descarga. Lo primero, corte la corriente eléctrica, luego aparte a la mascota con un bastón, tabla o una cuerda enrollada en una de sus patas. Aplique agua fría en la zona afectada y llévela al veterinario de inmediato.

Una mascota herida podría morder si está sufriendo de dolores intensos. Colóquele un bozal o sino una venda, cuerda o corbata, y actúe con rapidez. Los primeros auxilios pueden salvarle la vida.

Envenenamiento

Mantenga fuera del alcance de su mascota los productos potencialmente tóxicos como venenos, desinfectantes, medicinas, etc.

Los síntomas de envenenamientos incluyen vómitos, diarrea, colapso, convulsiones y coma. Si el veneno hace efecto y la mascota sufre un colapso, llévela de inmediato al veterinario, junto con el envase de lo que ha ingerido, esto será de gran ayuda para el profesional.

Solo se induce al vómito cuando el veneno es ingerido en la última hora, cuando el animal está consciente y se tiene la certeza de que no ha ingerido ninguna sustancia cáustica o irritante. Entonces, induzca al vómito con una solución concentrada de agua con sal. Esto permitirá ganar algo de tiempo hasta llegar al veterinario.

Golpe de calor

Esto ocurre cuando se deja a la mascota mucho tiempo bajo el sol o en el interior del auto. El animal jadea rápido, a menudo acompañado de salivación, se debilita y colapsa.

Retire a la mascota del ambiente caluroso; limpie la saliva de la boca para facilitar su respiración y pásele una esponja con agua fría por la cara, de ser posible sumerja el cuerpo del animal en agua fría. También puede envolverla en una toalla empapada en agua fría, la cual irá humedeciendo para evitar que se caliente. Hay que permitir que la mascota beba toda el agua que quiera.

Picaduras

Un insecto que revolotea y emite zumbidos puede llamar la atención de la mascota, en especial si es un cachorro. La gravedad de la picadura dependerá de la cantidad de estas, de la parte del cuerpo donde se produce, del insecto de que se trate y de si la mascota es alérgica o no.

Tras la picadura de una abeja o avispa, la reacción inmunológica del organismo del animal puede resultar desmesurada: inflamación y enrojecimiento, sobre todo si la picadura se produce en la cara, donde hay mayor irrigación sanguínea.

Para la picadura de avispas aplique vinagre.

Para la picadura de abejas aplique una solución de bicarbonato.

Estos productos caseros tienen la facultad de anular la acción del veneno del insecto. Puede mojar la zona con agua fría y acudir al veterinario, quien evaluará la aplicación de un antihistamínico.

Cuide a su mascota y evite accidentes.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario