Mi mascota puede tener la presión alta

Por Planeta Mascota

La hipertensión arterial y las enfermedades en las mascotas.

 

La Hipertensión Arterial (HTA) es una elevación persistente de la presión arterial con respecto a los valores considerados como normales, según especie, raza, sexo, edad y otros factores externos, como miedo y estrés.

 

Por M.V. Rosa María de los Ángeles Morales Díaz
CMVP 7793 
Veterinaria Bertchi

 

publicado en la edición 57

Clasificación de la Hipertensión Arterial

La Hipertensión Arterial puede clasificarse en:

· Primaria o esencial (idiopática) común en medicina humana, pero no en medicina veterinaria.

· Secundaria puede deberse a una variedad de factores, incluyendo enfermedad renal, alteraciones hormonales, obesidad y drogas hipertensivas. Y representa el 80 por ciento de todos los casos de hipertensión.

La hipertensión en nuestras mascotas se clasifica según el riesgo de daño a órganos diana (TOD, por sus siglas del inglés) como el riñón, el ojo, el cerebro y el corazón. Por lo que en pacientes con presión mayor a 160 mm Hg se recomienda realizar pruebas de descarte de TOD (creatinina, SDMA, BUN, urianálisis con evaluación cuantitativa de proteinuria y/o albuminuria. Evaluación neurológica. Ecocardiografía. Electrocardiograma. Examen funduscópico). De esta información se concluye que los signos clínicos pueden ser muy variados, nuestra mascota puede estar decaída, tomando excesiva agua, orinando más de lo normal, pueden detectarse arritmias, soplo cardíaco, desprendimiento de retina, ceguera, glaucoma secundario y signos neurológicos.

Por lo general, la presión arterial en mascotas se mide de la misma manera que en los seres humanos. Se coloca un manguito inflable en la pata o la cola del perro o gato, mientras que el tensiómetro veterinario tiene un software que adapta la presión suministrada al manguito en función del tamaño del mismo. Se debe tener en cuenta que no es correcto el uso de tensiómetros diseñados para personas.

La presión arterial debe ser monitoreada regularmente, sobre todo en mascotas de edad avanzada o cuando haya sospecha debido a los signos clínicos.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario