Nunca más te dejaré solo, nunca más…

Por Planeta Mascota

Zonia Cavenago Kesovia CMVP 6895

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 26

Hace varias semanas, una señora nos contó que viajó y dejó solo a “Toby”, su schnauzer, por varios días al cuidado de un vecino que lo alimentaba dos veces al día, solo que cuando regresó de viaje, el comportamiento de Toby había cambiado; lo llevó al veterinario y este le dijo que su mascota estaba deprimida.

-“Nunca más lo dejaré solo”-, se juró a sí misma.

Al igual que este caso, muchos nos enfrentamos al dilema de qué hacer con nuestras mascotas cuando salimos de vacaciones. Y es que tenemos que aprender a planificar nuestras vacaciones tomándolas en cuenta.

Si optamos por dejar a nuestra mascota en casa solo podremos considerar esto en caso de que tengamos un familiar, amigo o vecino que atienda sus necesidades, que se comprometa a visitarla al menos dos veces por día para asegurarse de que tenga agua fresca y alimento. Cabe tener en cuenta que esto aplica para viajes cortos, pero no para viajes prolongados, pues el perro quedaría solo en casa por muchas horas pudiendo sufrir un accidente, causar inconvenientes, sentirse abandonado, estresado o deprimido.

En caso de viajes prolongados, en los que no podamos llevar a nuestra mascota, lo mejor será llevar al perro a un hospedaje canino. Estos sitios cuentan con espacio de recreación y habitaciones, donde nuestra mascota será atendida en todas sus necesidades y estará acompañada.

Tenemos que ser conscientes de que dejar sola en casa a nuestra mascota no es una buena alternativa pues necesita atención en todo momento, vale decir, continuar con su rutina, comer a sus horas, salir a pasear y vigilar sus necesidades.

Los perros y gatos no son iguales

El gato es un animal territorial por lo que llevarlo a un hospedaje o dejarlo en la casa de un vecino puede resultarle muy estresante. Lo mejor será dejarlo al cuidado de algún familiar o amigo en casa cuando el viaje es corto.

En cambio, el perro es un ser social y si se le deja solo puede entrar en un estado de ansiedad que lo torna destructivo y en algunos casos hasta agresivo, razón por la cual conviene llevarlo a un hospedaje. La idea de dejar al perro en un hospedaje es para que se sienta como en casa y evitarle el estrés del encierro, además disfrutará de la socialización con otros perros mientras estamos lejos.

Nuestras mascotas, son eso, nuestras. Seamos responsables antes de viajar. Ahora sí, alas y buen viento…

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario