¡¡¡Hotel para gatos!!!

Por Planeta Mascota
Un nuevo servicio en Lima
Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 33

¡¡Vámonos de viaje!! El gato se queda en el hotel…

Mi gato Lalo y yo nos llevamos maravillosamente bien. Nos amamos… bueno, siempre y cuando el desayuno se sirva a las 6:30 am en punto, y nada de galletas del día anterior.

Al llegar del trabajo lo primero que hay que hacer es limpiar la caja de arena, a las 7:00 pm servirle la cena y luego, sin falta, Lalo jugará con su peluche de ratón favorito. ¡Ah! Y pobre de quien le toque la pancita.

Como pueden imaginar, mi gato es muy exigente. Sin embargo, todo fluye, todo es hermoso hasta que llegan las vacaciones.

¿Qué hacer? Podría llamar a la tía Marcela para que lo visite diariamente mientras no estoy, podría dejarlo en una veterinaria o tal vez en casa de un amigo. Pero, valgan verdades, a la tía Marcela no le gustan tanto los animales y se queja cada vez que va (y aquí entre nos, es algo olvidadiza). El veterinario lo tendría en un canil de internamiento junto a muchos perros ruidosos, y seguro que Lalo lo odiaría. La casa de mi amigo puede ser muy bonita y él ama los animales, pero ¿y si se escapa o si pelea con alguno de sus gatos? ¿Y si? ¿Y si?…

Si tienes un minino en casa, lo anterior te debe sonar familiar.

Pues te tenemos una buena noticia, en Lima ya existen hospedajes exclusivamente para gatos y lo que se debe buscar en ellos es que tengan áreas de esparcimiento y sitios de relax cómodos donde los gatos puedan descansar a sus anchas. Asimismo, deben ser seguros e higiénicos; no permitir el escape de las mascotas ni el contacto entre huéspedes de diferentes familias.

Por otro lado, la vigilancia veterinaria 24 horas es esencial y el equipo debe estar calificado para el cuidado de felinos. Lo ideal en el hospedaje de estas mascotas es que reciban atención personalizada; que no se alteren sus horarios habituales de comida y que puedan tener con ellos sus objetos personales, tales como la mantita de casa y su juguete preferido.

Tengamos siempre en cuenta que los gatos son muy sensibles a olores y ruidos, por lo que la ausencia de perros en un hospedaje reduce considerablemente el estrés. Otra importante consideración es evitar el cambio de cuidadores durante la estadía, pues el gato genera un vínculo de confianza con su cuidador.

Atrévete a probar esta opción, los gatos se adaptarán con el transcurso de las horas. Recuerda que los “hoteles para gatos˝ están creados y diseñados exclusivamente para su bienestar. Y si te queda alguna duda, visitar el hospedaje y conocer a quienes atenderán a tu minino te harán disfrutar definitivamente de un viaje tranquilo.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario